Skip to main content

Idiomas en nuestros sitios web

La Comisión Europea tiene como objetivo garantizar que las personas que visitan este sitio puedan acceder a la información que necesitan en una lengua que entiendan, incluso aunque no se trate de su lengua materna.

Información en muchas lenguas

Nuestro objetivo es proporcionar información en nuestros sitios web en las 24 lenguas oficiales de la UE. En caso de que el contenido no esté disponible en la lengua de la UE elegida, cada vez hay más sitios web que ofrecen eTranslation, el servicio de traducción automática de la Comisión.

Nuestro objetivo es lograr un equilibrio razonable entre el respeto a los hablantes de las numerosas lenguas de la UE y consideraciones prácticas como los recursos limitados para la traducción. Algunos contenidos, como la legislación, siempre están disponibles en todas las lenguas de la UE. Es posible que otros contenidos solo estén disponibles en las lenguas que, según nuestra investigación con usuarios, nos permitan llegar a la máxima audiencia posible.

Todos los contenidos se publican como mínimo en inglés, ya que los estudios demuestran que el inglés permite llegar a cerca del 90% de las personas que visitan los sitios web de la Comisión, ya sea en su lengua extranjera preferida o en su lengua materna.

¿Qué lenguas se utilizan en nuestras páginas web?

Los contenidos prioritarios, la legislación, los documentos políticos clave y algunas de las otras páginas web gestionadas por la Comisión más visitadas en el dominio «Europa», como el «sitio web oficial de la Unión Europea», están disponibles en las 24 lenguas oficiales de la UE.

La información urgente o efímera puede aparecer al principio en solo unas pocas lenguas o incluso en una sola lengua. Posteriormente se podrán añadir otras, siempre en función de las necesidades de los usuarios.

La información especializada (información técnica, campañas, licitaciones, noticias y actos locales) puede estar disponible en unas pocas lenguas o incluso en una sola lengua; la elección depende del público destinatario.