Skip to main content

Datos y cifras sobre la vida en la Unión Europea

Superficie y población

La UE tiene una superficie de 4 millones de km² y una población de 447,7 millones de habitantes. En términos de superficie, Francia es el país más grande de la UE y Malta, el más pequeño.

Fuente: Eurostat.

 

Fuente: Eurostat.

Niveles de vida

El nivel de vida se calcula midiendo el precio de determinados bienes y servicios en cada país en relación con la renta. Para ello se utiliza una moneda nacional común denominada «estándar de poder adquisitivo» (EPA). La comparación del producto interior bruto (PIB) por habitante en EPA proporciona una visión general del nivel de vida en toda la UE.

 

Fuente: Eurostat.

 

En 2018, el PIB de la EU-27 representó el 18,6 % del PIB mundial, expresado en precios corrientes. Estados Unidos y China fueron las otras mayores economías del mundo, con cuotas del 24,0 % y del 15,9 %, respectivamente. Japón fue la cuarta economía más importante, con un 5,8 % del PIB mundial, seguido del Reino Unido y la India.

Fuente: Eurostat.

Educación

El gasto de cada país de la UE en educación varía. Los intercambios de estudiantes en la UE se organizan a través del programa Erasmus, que ayudó a más de 4 millones de personas a estudiar y formarse en el extranjero entre 2014 y 2020.

 

Fuente: Eurostat.

 

Además, la UE anima activamente a los alumnos a aprender nuevos idiomas desde una edad temprana, ya que una mayor movilidad conlleva un mayor contacto con personas de otros países.

 

Fuente: Eurostat.

Energía y transporte

La energía procedente de fuentes renovables ha seguido creciendo en la UE en los últimos años. Las fuentes de energía renovables en la UE son: las energías eólica, solar, hidroeléctrica, mareomotriz y geotérmica, los biocarburantes y la parte renovable de los residuos.

Fuente: Eurostat.

Un sistema de transporte eficaz es vital para las empresas y la ciudadanía de la UE. La política común de transportes fomenta los desplazamientos limpios, seguros y eficientes en toda Europa.

En la actualidad, el transporte genera una cuarta parte de las emisiones de gases de efecto invernadero de la UE. La UE pretende lograr una reducción del 90 % de estas emisiones de aquí a 2050. La transición a un transporte más sostenible requiere poner a las personas en primer lugar, ofreciéndoles alternativas más sanas, limpias y asequibles.